Análisis de la Condición en Aisladores de Potencia

Los transformadores son parte esencial de la infraestructura de generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica, donde los bushings son componentes claves de un transformador de potencia permitiendo transferir energía de un medio a otro. Los bushings pueden clasificarse según el tipo de aislamiento interno como sigue:

Bushings capacitivos
Aislador Capacitivo By: Study Electrical
  • RBP (resin bonded paper): Control del campo eléctrico con láminas de aluminio y cuerpo capacitivo formado por un tejido sintético impregnado en resina.
  • RIP (resin impregnated paper): Control de campo eléctrico con láminas de aluminio y cuerpo capacitivo formado por papel crepe impregnado en resina.
  • OIP (oil impregnated paper): Control de campo eléctrico con pintura conductiva o láminas en aluminio y cuerpo capacitivo formado por papel impregnado en aceite.
Bushings no capacitivos
Aislador no capacitivo By: Study Electrical
  • Núcleo solido o capas alternas de aislamiento sólido y líquido.
  • Material aislante solido homogéneo (porcelana solida)
  • Llenos en Gas inerte.

Los costos de los bushings de un transformador de potencia representan solo una fracción (típicamente entre el 4 y 9%) del coste total instalado del equipo. Sin embargo el fallo de uno de éstos bushings puede resultar catastrófico y dar lugar a la pérdida total del activo con grandes pérdidas económicas.

Falla en bushings By: inmr

En un estudio de accidentes en transformadores de potencia entre 2000 y 2014 realizado en México, se ha demostrado que los bushings son a menudo el eslabón débil de la cadena y también la segunda causa principal de tales fallas.

Los datos históricos muestran que el 27.7% de todas las fallas en transformadores de potencia se debieron directamente con problemas en los bushings.  (Estudio: Experience in mexico evaluating HV bushings retired from service; realizado por: INMR 24 Years).

Para evitar fallos, es por lo tanto importante que los bushings sean sometidos a pruebas e inspecciones periódicamente para detectar tempranamente el daño del aislamiento debido al envejecimiento u otros problemas. Las pruebas estándar para la verificación de la condición de los bushings se describen como sigue:

Factor de potencia a frecuencia de línea y capacitancia:

Es una de las pruebas más utilizadas con el objetivo de detectar humedad que pudo haber entrado a través de empaques con fugas u otras aberturas. También se detecta cambios en la capacitancia para así verificar cortocircuitos entre las capas o entre el derivador y tierra.

Tapa del derivador
Factor de potencia a frecuencia variable:

Esta prueba es una colección de mediciones de factor de potencia realizadas en un subconjunto de frecuencias estandarizadas. Contaminantes existentes en el aislamiento líquido y en los conductores se ven fácilmente a frecuencias bajas por debajo de 15 Hz, mientras que los problemas tales como un terminal suelto en la parte superior pueden detectarse en las frecuencias más altas (500 Hz). Un estudio realizado por la compañía Omicron revela los cambios existentes entre 6 bushings a diferentes frecuencias, verificando el comportamiento distinto en su factor de potencia, aunque ningún aislador presenta peligro de rotura dieléctrica se aprecian claras diferencias muy superiores a las que habría a 60 Hz; a bajas frecuencias es muy evidente los cambios así que se recomienda la medición en este intervalo.

Gráfica comparativa de 6 bushings By: Omicron
Termografía infrarroja:

En el análisis de la condición de aisladores de potencia, la termografía juega un papel importante ya que con éste análisis se pueden verificar deficiencias térmicas. En transformadores de alta tensión al comparar el juego de bushings en un mismo termograma se puede verificar si existe alguna diferencia de temperatura entre los mismos, en caso de existir tal diferencia puede ser evidente una falla en el conjunto Conductor-Terminal-Bushing.

Termografía bushings de potencia

Estas son algunas de las pruebas utilizadas para la determinación de la condición de los bushings, pero en el mercado se ofrece otras complementarias como:

  • Hot-Collar
  • Cromatografía de gases disueltos en el aceite
  • Análisis de contenido de PCB´s
  • Factor de potencia Tip-Up
  • Respuesta en frecuencia dieléctrica (DFR)
  • Entre otras

La decisión de los ensayos a realizar en los bushings de potencia radica en que tan completa y fiable se requiera el análisis de la condición del mismo. El ensayo que nos verifica la calidad del aislamiento como primera instancia es el de factor de potencia a frecuencias variables, así que se recomienda realizarla periódicamente como lo especifica el fabricante del aislador.

 

Freddy Daniel Cabra
Profesional en Formación
Transequipos S.A.

Eficiencia Energética – Filtro ECO Nest

Eficiencia energética es el consumo inteligente de la energía. Las fuentes de energía son finitas, y por lo tanto, su correcta utilización se presenta como una necesidad del presente para que podamos disfrutar de ellas en un futuro. El Filtro Activo de Armónicos (ECO NEST) es la solución más eficaz en cuanto a fiabilidad, protección, beneficios, ahorros y calidad. Filtrado de armónicos, compensación de energía reactiva y corrección de desequilibrio en un solo dispositivo.

¿Cómo pueden los filtros activos de armónicos resolver los problemas de calidad y ahorro de energía en su planta?

Los armónicos pueden perturbar el funcionamiento normal de otros dispositivos y aumentar los costos de producción. Además, los rápidos cambios de potencia reactiva generan demandas instantáneas de reactivos (kVAR). Los síntomas de altos niveles armónicos incluyen sobrecalentamiento de transformadores, motores, variadores, cables, disparo térmico de los dispositivos de protección y fallas lógicas de los dispositivos digitales. Además, la vida de muchos aparatos puede reducirse con la elevada temperatura de funcionamiento.

El filtro activo de armónicos ECO NEST proporciona el más sencillo y eficaz medio para mitigar los armónicos, relacionados con el proceso de reducir las fluctuaciones de tensión y mejorar la vida útil de los equipos y la capacidad del sistema.

El contenido de armónicos en corriente genera una sobrecarga, ya que el valor de la corriente rms aumenta según esta relación:

El filtro activo ECO NEST elimina esta corriente adicional, reduciendo también las perdidas en transformadores y conductores, ahorrando, de esta manera, energía en la instalación.

Beneficios de la mejora de la calidad de energía mediante la instalación del equipo ECO NEST Eliminación de armónicos
  • Mejora de la calidad de suministro con la consiguiente reducción de las pérdidas económicas por fallos de funcionamiento de los equipos de la instalación.
  • Reducción del calentamiento de los equipos de la instalación y evita el envejecimiento prematuro del aislamiento de cables y equipos. De este modo se aumenta la vida de la instalación y reducen los costes de mantenimiento.
  • Se reduce el impacto de los armónicos en las señales de comunicación de la instalación, mejorando así la fiabilidad del sistema.
  • Se reduce el calentamiento de los equipos como motores o variadores y los errores de datos de los sistemas informáticos.
  • Se reducen las interferencias electromagnéticas generadas por las armónicas, asegurando así el funcionamiento normal del sistema.
  • Al reducir corrientes armónicas en la instalación, reduce las pérdidas de energía activa producidas por las mismas.
  • La eliminación de armónicos disminuye la potencia activa medida por el maximetro, por lo que la potencia contratada se puede ajustar.
  • Cumplir con normativas relativas a distorsiones en la red.
  • Reduce el coste de la energía de la instalación.
  • Evita la resonancia y amplificación de los armónicos de la instalación.
  • Asegura un factor de potencia acorde a la normativa, de este modo evita las penalizaciones por energía reactiva.
  • Reduce las pérdidas de potencia de las líneas de la instalación y aumentamos la capacidad del transformador.
  • Reduce las pérdidas de potencia activa y la caída de tensión en los motores y variadores.
  • La eliminación de la potencia reactiva de manera tan rápida como lo hace el ECO NEST, disminuye la potencia activa medida por el maximetro, por lo que la potencia contratada se puede ajustar.
  • Mejora la instalación en general y la estabilidad de la tensión.
Tratamiento del desequilibrio trifásico
  • Elimina calentamiento y envejecimiento del cable de neutro, incluso se eliminan riesgos de incendio.
  • Evita falsas alarmas de los equipos debido al desequilibrio local de tensiones.
  • Elimina el riesgo de quemado de equipos de poco consumo debido a tensión neutro tierra elevada.
Aplicaciones del equipo ECO NEST

Los dispositivos ECO NEST se instalan habitualmente en más de 30 sectores: petróleo y minería, ferrocarril, comunicaciones, instalaciones de bombeo de agua, industria metalúrgica, industria química, industria de automoción, edificios públicos, bancos, hospitales, teatros, radio y televisión, parques temáticos, sistemas de potencia, etc. Están recomendados para instalaciones con cargas no lineales como: iluminación, inversores, variadores, UPS, fuentes de alimentación, cargadores, etc. Están recomendados también para condiciones industriales como: minas y fábricas, estaciones de bombeo y plataformas petrolíferas, etc.

Se han realizado instalaciones en distintos países como: España, Italia, Colombia, Chile, EEUU, Rusia y otros países en Asia y África.

 

Ing. Milson Leguizamón
Líder Comercial de Soluciones
Transequipos S.A.

Eficiencia y Confiabilidad de los Motores Eléctricos

Los motores eléctricos son el componente clave en muchos procesos industriales y pueden representar hasta un 70% del total de la energía consumida en una planta industrial y hasta un 46 % de toda la electricidad generada en el mundo. Debido a que constituyen un componente fundamental para los procesos industriales, el costo del tiempo de inactividad asociado a los motores fallidos puede ser de decenas de miles de dólares por hora. Asegurar que los motores sean eficientes y funcionen de manera confiable es una de las tareas más importantes a la que los técnicos e ingenieros de mantenimiento se enfrentan cada día.

El uso eficiente de la electricidad es más que algo meramente “deseable”. En diversas circunstancias, la eficiencia energética puede significar la diferencia entre rentabilidad y pérdidas financieras. Y, ya que los motores consumen una porción tan significativa de la energía en la industria, se han convertido en el principal objetivo para la generación de ahorro y la mantención de la rentabilidad. Además, el deseo de encontrar formas de ahorrar por medio de mejoras en la eficiencia y la reducción de la dependencia de los recursos naturales está provocando que diversas empresas adopten estándares de la industria, tales como la norma ISO 50001. La norma ISO 50001 proporciona un marco y los requisitos para el establecimiento, la implementación y el mantenimiento de un sistema de administración de la energía, con el propósito de obtener ahorros sustentables.

Métodos tradicionales de prueba de motores

El método tradicional para medir el rendimiento y la eficiencia de los motores eléctricos está bien definido, pero la configuración del proceso puede resultar costosa y difícil de aplicar en los procesos de trabajo. De hecho, en muchos casos, las
inspecciones de rendimiento del motor requieren incluso la paralización completa del sistema, lo cual puede ocasionar un costoso tiempo de inactividad. Para medir la eficiencia del motor eléctrico, se debe determinar tanto la potencia eléctrica de
entrada como la potencia mecánica de salida en un amplio rango de condiciones dinámicas de funcionamiento. El método tradicional de medición de rendimiento del motor primero requiere que los técnicos instalen el motor en un banco de pruebas. El banco de pruebas consiste en el motor puesto a prueba montado en un generador o un dinamómetro. A continuación, el motor a prueba
se conecta a la carga mediante un eje. El eje tiene conectado un sensor de velocidad (tacómetro) y un conjunto de sensores de torsión que proporcionan datos que permiten que se calcule la potencia mecánica. Este sistema proporciona datos, como la velocidad, la torsión y la potencia mecánica. Algunos sistemas también incluyen la capacidad de medición de la potencia eléctrica, para permitir el cálculo de la eficiencia.

La eficiencia se calcula por medio de:

Durante las pruebas, la carga varía para determinar la eficiencia en un rango de modalidades de funcionamiento. El sistema de banco de pruebas puede parecer bastante sencillo; sin embargo, tiene una serie de desventajas inherentes:

  1. El motor se debe retirar del servicio.
  2. La carga del motor no es verdaderamente representativa de la carga real del motor mientras está en servicio.
  3. Durante la prueba, se debe suspender el funcionamiento (lo cual ocasiona tiempo de inactividad) o se debe instalar temporalmente un motor de repuesto.
  4. Los sensores de torsión son costosos y su rango de funcionamiento es limitado, por lo que es posible que se necesiten varios sensores para probar diferentes motores.
  5. Un banco de pruebas para motores que sea capaz de cubrir un amplio rango de motores es costoso y los usuarios de este tipo de banco de pruebas generalmente son especialistas en reparación de motores u organizaciones de desarrollo.
  6. Las condiciones de funcionamiento “reales” no se toman en consideración.

Parámetros de los motores eléctricos

Los motores eléctricos están diseñados para determinados tipos de aplicaciones en función de la carga y, como tal, cada motor tiene diferentes características. Estas características se clasifican según las normas de la NEMA (Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos) o de la IEC (Comisión Electrotécnica Internacional) y tienen un efecto directo sobre el funcionamiento y la eficiencia del motor. Cada motor tiene una placa con los detalles clave de los parámetros de funcionamiento del motor y con información acerca de la eficiencia, según las recomendaciones de IEC o NEMA. Los datos que aparecen en la placa se pueden utilizar para comparar los requisitos del motor con el verdadero modo de uso operativo. Por ejemplo, cuando se comparan estos valores, se puede descubrir que el motor supera la velocidad esperada o la especificación de torsión, en cuyo caso se puede reducir la vida útil del motor o se pueden producir fallas prematuras. Otros efectos, tales como el desequilibrio de la tensión o la corriente, o los armónicos asociados con una calidad de potencia deficiente, también pueden disminuir el rendimiento del motor. Si se produce alguna de estas condiciones se debe “descompensar” el motor; es decir, se debe reducir su rendimiento esperado, lo que podría ocasionar una alteración del proceso en caso de que no se produzca suficiente potencia mecánica. La descompensación se calcula según la norma de NEMA, de acuerdo con los datos especificados para el tipo de motor. Las normas de NEMA e IEC tienen algunas diferencias, pero en general siguen una misma línea.

Condiciones operativas reales

La prueba de motores eléctricos en un banco de pruebas de motor generalmente implica que el motor se prueba bajo las mejores condiciones posibles. Por el contrario, cuando el motor se utiliza en servicio, en general no se dan las mejores condiciones posibles de funcionamiento. Todas estas variaciones en las condiciones de funcionamiento contribuyen a la degradación del rendimiento de los motores. Por ejemplo, dentro de una instalación industrial puede haber cargas instaladas que tienen un efecto directo en la calidad de potencia, lo que provoca desequilibrios en el sistema, o potenciales armónicos. Cada una de estas condiciones puede afectar gravemente el rendimiento del motor. Además, la carga impulsada por el motor puede no ser óptima o consistente con el diseño original del motor. Es posible que la carga sea demasiado grande para que el motor la administre correctamente; o bien, este puede sobrecargarse debido a controles de proceso deficientes, e incluso se puede obstruir por el exceso de fricción causado por un objeto externo que se encuentre bloqueando una bomba o el impulsor de un ventilador. Captar estas anomalías puede ser difícil y requerir mucho tiempo, lo que hace que la solución de problemas efectiva sea problemática.

Un nuevo enfoque

El analizador de motores y de la calidad eléctrica Fluke 438-II proporciona un método simplificado y rentable para probar la eficiencia de motores, a la vez que elimina la necesidad de tener sensores mecánicos externos y el costoso tiempo de inactividad. El Fluke 438-II, basado en los analizadores de motores y de la calidad eléctrica Fluke serie 430-II, tiene la completa capacidad de medir la calidad eléctrica, a la vez que mide los parámetros mecánicos de motores eléctricos directos en línea. Mediante el uso de datos obtenidos de la placa del motor (ya sean datos NEMA o IEC), junto con mediciones eléctricas trifásicas, el 438-II calcula el rendimiento del motor en tiempo real, incluidas la velocidad, la torsión, la eficiencia y la potencia mecánica, sin la necesidad de torsión adicional ni de sensores de velocidad. El 438-II también calcula directamente el factor de descompensación del motor en el modo operativo. Un técnico o ingeniero ingresa los datos que el Fluke 438-II necesita para realizar estas mediciones, dentro de los cuales se incluye la potencia nominal en kW o HP, la corriente y la tensión nominales, la frecuencia nominal, el cos φ nominal o factor eléctrico, el factor nominal de servicio y el tipo de diseño del motor según las clases NEMA o IEC.

Funcionamiento

La unidad Fluke 438-II proporciona mediciones mecánicas (velocidad de rotación del motor, carga, torsión y eficiencia) mediante la aplicación de algoritmos patentados a las señales eléctricas de las formas de onda. Los algoritmos combinan una mezcla de modelos basados en la física y en los datos de un motor de inducción sin necesidad de realizar las pruebas de premedición típicamente necesarias para calcular los parámetros del modelo del motor, por ejemplo, la resistencia del estator. La velocidad del motor se puede estimar a partir de los armónicos de las ranuras del rotor presentes en las formas de onda de la corriente. La torsión del eje del motor se puede relacionar con las tensiones del motor de inducción, con las corrientes y pueden pasar por relaciones físicas familiares pero complejas. La potencia eléctrica se mide con la corriente de entrada y las corrientes de onda de la tensión. Tras obtener los estimados de torsión y de velocidad, se calcula la potencia mecánica (o carga) mediante la velocidad de los tiempos de torsión. La eficiencia del motor se calcula dividiendo la potencia mecánica estimada por la potencia eléctrica calculada. Fluke realizó pruebas exhaustivas con dinamómetros impulsados por motores instrumentados. Se midió la potencia eléctrica real, la torsión del eje del motor y la velocidad del motor y se compararon los resultados con los valores obtenidos por el 438-II para determinar los niveles de precisión.

 

By: Fluke Corporation

Inspección de Líneas de Transmisión y Distribución Mediante Coronografía

La Coronografía es una técnica que cada día va tomando más y más fuerza conforme la industria va mejorando sus estándares de mantenimiento y se hace necesario reducir al máximo las fallas o eventos que puedan llegar a afectar una completa continuidad en la operación. Es por ello que fenómenos como el efecto corona, el cual tiene su origen en las descargas parciales producto de la ionización del aire circundante a una línea por el campo eléctrico intrínseco a ella, el cual es más intenso conforme el nivel de tensión se incrementa. Este fenómeno, que genera gases como dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de nitrógeno (NO), ozono (O3) y ácido nítrico, dentro de su proceso de ionización, en donde el fluido (aire) circundante pierde o gana un electrón libre, hace que se dé un proceso de corrosión y/o erosión en los sistemas de aislamiento y en los conductores de las líneas de transmisión y distribución de energía eléctrica, favoreciendo de esta manera la aparición de fenómenos como la carbonización (Tracking) que es una degradación irreversible de un sistema de aislamiento por la formación de caminos o pistas conductoras sobre la superficie del mismo o en las interfaces de los diferentes materiales aislantes. Dichos caminos son conductores aún en condiciones secas.

By: hangarservicios.com/resources/img/visual/examples/AisladorContorneado.jpg

Otro modo de falla es la aparición de fisuras, fracturas o grietas superficiales (Cracking) sobre los aisladores, lo que genera una condición alta de riesgo por cuanto en este caso, el sistema de aislamiento ha perdido considerablemente su capacidad de mantener todo el flujo de corriente por el camino establecido y se encuentra expuesto a una falla inminente que se traduciría en la salida del sistema de energía o en la interrupción del suministro eléctrico.

By: hangarservicios.com/resources/img/visual/examples/AisladorLinePostDanado.jpg

La correcta y temprana detección, así como la adecuada clasificación de este tipo de fallas, a partir del número de descargas parciales por minuto, propias de los sistemas de transmisión y distribución, se presenta como una necesidad de atención inmediata para identificar y corregir oportunamente fallas potenciales en desarrollo antes de que se conviertan en fallas funcionales. La presencia de corona puede reducir la confiabilidad de un sistema mediante la degradación de aislamiento.

By Confiabilidad – Transequipos S.A.

El efecto corona es un indicador de posibles fallas, inminente disparo o salida de servicio de la línea o subestación, daños físicos en los componentes, degradación de los aisladores, instalación inapropiada, falta de anillos corona, lavado no efectivo, pérdidas de energía, etc. Asimismo, el efecto corona puede producir interferencia de radio y ruido audible. Por todos estos motivos, es de suma importancia su apropiada detección y corrección.

By Confiabilidad – Transequipos S.A.

 

Ing. César Espitia
Líder de Confiabilidad
Transequipos S.A.

Nuevas Líneas de QUALITROL

Todos los operadores eléctricos cuentan con equipos de medida y protección dedicados exclusivamente a ciertos parámetros eléctricos y fines específicos ya sea para tener esta información en el SCADA o realizar el accionar de las protecciones en su red. Una vez que el ente regulatorio (Comisión de Regulación de Energía y Gas –CREG) determina una nueva reglamentación los operadores deben realizar una inversión en nuevos equipos que les permita cumplir con esta regulación e información a entregar a este ente, por lo tanto se hace necesario una plataforma que inicialmente cumpla con las regulaciones vigentes y permita a futuro realizar inversiones menos costosas en módulos que usen la infraestructura inicialmente instalada para realizar las nuevas reglamentaciones solicitadas por la CREG.

En 2002 Qualitrol LLC adquirió Hathaway, el proveedor líder en soluciones de monitoreo  inteligente en todo el mundo para operadores de generación y distribución eléctrica. Hathaway es líder del mercado  y experiencia  de más de 40 años en el desarrollo de instrumentación para atender a las necesidades específicas de las compañías eléctricas en todo el mundo. En  Belfast, Irlanda del Norte  se encuentra  el  centro de fabricación que  produce la gama IDM (y su sucesor, el IDM +) que son #1 del mundo instalado y más preferido de los registradores de fallas.

Ahora el sucesor IDM+ cuenta con una plataforma que permite el monitoreo de todas las variables eléctricas necesarias y útiles para las compañías de generación y distribución de la energía. Una plataforma flexible, modular para llevar a cabo una variedad de funciones de supervisión del sistema de energía, que minimiza el número de equipos en la subestación reduciendo así los costos de implementación.

  • DFR (Digital Fault Recording / Registrador Digital de Fallas)
  • DDR (Dynamic Disturbance Recorder / Grabador Dinámico de transcientes)
  • PMU (Phasor Measurement Unit / Unidad de Medición Fasorial)
  • TWS FL (Travel Wave System Fault Locator / Localizador de Fallas por método de Onda Viajera)
  • Class A PQ (Class A Power Quality / Calidad de la energía Clase A)

¡TODO EN UNO SOLO!

Opción para automatización de la subestación mediante protocolos incluyendo IEC 61850, IEC 60870-5, DNP y Modbus

Escalable para futuras pruebas – EL IDM+ pueden ampliarse en la funcionalidad que necesita, puede ser configurado como un monitor registrador de fallas y disturbios desde el principio y en el futuro ampliarlo en un monitor de múltiples funciones de la subestación incluyendo PMU, PQ  y un TWS localizador de falla.

Añadiendo la funcionalidad en el futuro es fácil y es posible a bajo costo sin la necesidad de un dispositivo adicional o software de la estación principal central.

Con protocolo IEC 61850 utilizado plenamente dentro del dispositivo, el IDM + está diseñado para cumplir con arquitecturas de automatización de subestación de estado actual y futuro.

Transequipos S.A. cuenta ahora con la distribución de unidades Registradores de Fallas (DFR), Medición de Fasores (PMU),  Localización de fallas por método de onda viajera, medición de la calidad de la energía Clase A. y la capacidad de realizar proyectos llave en mano para la instalación, parametrización, integración y comisionamiento de sistemas de monitoreo de parámetros eléctricos en compañías eléctricas de generación y distribución que sean necesarios en regulaciones actuales y futuras.

Ing. Saúl Santamaría
Líder de Soluciones
Transequipos S.A.

Control del Uso Energético

Cinco razones para registrar el uso energético y de potencia

1. Seguridad:

A los electricistas se les suele exigir realizar un estudio de carga antes de agregar una nueva carga eléctrica a un panel o servicio existente. ¿Por qué? Los requisitos vienen del inspector electricista, del ingeniero eléctrico que diseñó el proyecto o del cliente que pretende añadir la carga, y el motivo es determinar si hay capacidad suficiente para agregar nuevas cargas. Un estudio de carga implica el uso de un registrador para documentar los niveles actuales de carga (pérdida de corriente de trifásica) con el tiempo. Ahí es donde entra la seguridad. Por la parte positiva, un estudio de carga se puede utilizar para garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad locales. Por la parte negativa, no realizar un estudio de carga antes de añadir nuevas cargas puede causar la sobrecarga de una toma existente, lo que supone un peligro para la seguridad y fiabilidad.

2. Gestión de los costes energéticos y detección de oportunidades de ahorro:

Aunque los gastos energéticos son una parte importante del coste operativo total, muchas empresas siguen sin saber en qué se emplean los recursos que gastan, puesto que todo lo que reciben es una factura mensual que lo engloba todo, sin indicar si su gasto es normal o excesivo en comparación con las operaciones de ese mes. Las empresas podrían ver qué cantidad de energía consumen, cuándo, en qué y a qué coste horario, con sólo registrar el uso energético en la acometida de servicio principal y en las grandes tomas secundarias. Sin duda, los datos servirán para descubrir diferentes gastos de energía que se pueden rectificar únicamente mediante cambios operativos, como la desconexión de determinadas cargas, la reducción de cargas durante los periodos en los que la tarifa es más cara o modificando los horarios de funcionamiento a periodos más baratos.

3. Precisión de la factura eléctrica:

Los propietarios de plantas grandes y medianas suelen instalar contadores auxiliares a sus arrendatarios para controlar su consumo eléctrico específico. Sin embargo, muchos de estos contadores auxiliares se instalan incorrectamente, lo que cuestiona ese registro de consumo. Los problemas de instalación son variables, desde transductores de tensión instalados al revés o en la fase incorrecta, hasta errores en la configuración del contador auxiliar. Una práctica empresarial recomendable es comprobar las lecturas con un registrador de energía portátil. El registro de los datos proporciona un argumento de peso a la hora de comparar los datos de la facturación con el consumo real. Una diferencia significativa entre la cantidad facturada por el consumo energético y los datos del registrador indicaría la necesidad de investigar la configuración del contador auxiliar.

4. Descuentos e incentivos financieros:

Las empresas de servicios públicos ofrecen incentivos y descuentos para fomentar una reducción del consumo energético a sus clientes. El objetivo es ofrecer servicio a más clientes con el mismo suministro energético, puesto que el precio de construcción de las plantas de generación de energía es prohibitivo. Existen diferentes incentivos y descuentos por la modernización de edificios, como soluciones de iluminación eficiente y motores de alta eficiencia, así como la sustitución de arrancadores de motor por unidades de frecuencia variable. Para conceder estos incentivos, las empresas de servicios públicos requieren la verificación de tales ahorros energéticos: el escenario ideal para un estudio de carga. Un estudio de carga previo a dicha modernización servirá para documentar el gasto energético actual y para proporcionar una línea de base, mientras que un estudio posterior servirá para verificar los ahorros logrados a la finalización de las mejoras.

5. Solución de problemas: 

En muchas ocasiones, la única forma de resolver un problema es capturar y analizar los datos durante un amplio periodo de tiempo. En estos casos de solución de problemas tan complicados, los registradores de energía ofrecen una ayuda incalculable, ya que son mucho más asequibles y fáciles de utilizar que un analizador de calidad eléctrica, cuyo funcionamiento es más complejo. Un buen ejemplo es el de un disyuntor de circuito que tiene un funcionamiento errático. Los eventos más obvios, como el arranque de un motor de gran potencia, pueden no ser la causa. De hecho, el causante de los fallos puede ser algo totalmente aleatorio o producirse cuando los técnicos no están presentes (de noche, por ejemplo). Como resulta impracticable para un técnico de mantenimiento controlar una carga hasta que se produce el fallo del disyuntor de circuito, conectar un registrador de energía al lado de la carga del disyuntor para registrar la pérdida de tensión durante un periodo de tiempo puede ayudar a resolver el problema.

 

By: Fluke Corporation
Reservados todos los derechos.

Haciendo Visible, Lo Invisible – Gestión Energética

Para la mayoría de los líderes empresariales, la conservación de la energía es aburrida, es técnica, compleja, difícil de explicar y ciertamente un desafío difícil para la mayoría de las organizaciones, dadas todas las otras prioridades que enfrentan. Sin embargo, la conservación de la energía no sólo es lo correcto, sino que, si se mira desde una perspectiva financiera, puede ofrecer resultados empresariales superiores.

Primero considere el caso de negocios asociado con las inversiones de conservación de energía: de acuerdo con Carbon Trust, una típica inversión de negocios proporcionará un ROI del 10%. La energía renovable ofrece un ROI del 5% cuando se incluyen los subsidios. La eficiencia energética tradicionalmente proporciona un ROI del 40%, muy superior a otras formas de inversión, es aquí donde un líder empresarial comienza el viaje.

Dado que los datos son el fundamento de todas las decisiones, los datos energéticos deben ser el fundamento de todas las decisiones energéticas. El problema es que la energía normalmente es invisible y la decisión de conservación de la energía se está haciendo con los datos de las facturas de energía que por lo general tienen un mínimo de 30 días de antigüedad. Cualquier programa significativo y exitoso de conservación de energía comienza haciendo lo invisible (datos), visible en tiempo real. La supervisión y la focalización se considera la mejor opción cuando se trata de crear un programa de ahorro energético. El monitoreo continuo y las prácticas de manejo activo pueden captar entre 15% y 40% de ahorro de energía según el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

¿En primer lugar, el monitoreo continuo y las buenas prácticas gerenciales hacen lo suficiente para evitar que los desperdicios de energía ocurran?. Le sugerimos para obtener un mayor éxito el uso de un enfoque integral de gestión de infraestructura que incluya prácticas de gestión de activos y de energía. La energía sólo se consume cuando se enciende un dispositivo y así se consume electricidad, gas o agua. La forma cómo se mantienen los dispositivos tiene un impacto directo en el costo de la energía. Por lo tanto, cualquier programa exitoso de conservación de energía debe incluir la gestión adecuada de los activos de una instalación para reducir el consumo de energía a sus niveles más bajos.

Un programa de gestión de la infraestructura de clase mundial se realiza cuando las cuestiones asociadas con la cultura y la educación se integran como parte del enfoque holístico del manejo de los activos y de la energía. Primero y más importante, una organización debe empezar por la creación de una cultura que tiene una tolerancia cero frente a los desperdicios. Con el fin de desarrollar una cultura de tolerancia de residuos cero, un paso crítico es la formación de todos en cómo aprender a ver e identificar los desperdicios en todas sus posibles formas. El beneficio de este tipo de enfoque es que se establece el escenario para garantizar que todo el mundo es responsable del nivel de energía que consume una organización, no sólo sus líderes empresariales.

Al mirar a través de un prisma de liderazgo completamente diferente, la conservación de la energía, de hecho, puede ser un tema emocionante, no complejo y fácil de entender, que beneficia a todas las partes interesadas. La integración correcta de la cultura, la educación, la gestión de activos y la gestión de la energía en un único programa holístico proporcionará resultados financieros superiores y fortalecerá a toda una organización.

Para obtener más información sobre cómo obtener los mejores resultados financieros asociados con la gestión de activos y gestión de la energía (gestión de infraestructuras), póngase en contacto con TRANSEQUIPOS S.A.:

 

Paul Poirier
Consultor Empresarial Transequipos
Gestión Energética