Detección de gas SF6 para las compañías eléctricas

Los equipos de las subestaciones, como disyuntores y transformadores, conmutan y transforman altas tensiones y corrientes. La conmutación de altas tensiones supone producción de arcos eléctricos con un riesgo alto de seguridad para las empresas. El gas SF6 se utiliza para el aislamiento en estos equipos. De hecho, este gas es una alternativa más eficaz que otros aislantes, como el aire y el aceite, debido a sus propiedades de ionización como gas de extinción. Sin embargo, al tratarse de un potente gas de efecto invernadero, es importante garantizar su detección y tratamiento adecuado en caso de fuga.

Figura 1. Un inspector utiliza el detector de gas Fluke Ti450 SF6 para inspeccionar conexiones atornilladas.

La importancia de la detección de gas SF6

El gas SF6 se utiliza para aislar equipos de subestaciones con más de 35.000 V en dispositivos de redes eléctricas como disyuntores, interruptores de líneas de transmisión y dispositivos o interruptores de distribución subterráneos.  Si el aire o la humedad se cuela en el interior del equipo se pueden producir averías de dimensiones catastróficas, como arcos eléctricos. El gas SF6 ayuda a evitar este tipo de desastres, pero el gas en sí conlleva algunos inconvenientes y debe mantenerse dentro de las carcasas de los equipos. Cada país tiene sus propias normas al respecto. En Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) exige a las compañías eléctricas que establezcan un proceso para controlar con regularidad las fugas de gas SF6.

Uno de los requisitos mínimos para las compañías eléctricas es contar con un proceso para controlar el uso y las fugas de gas SF6. El estado de California por ejemplo exige registrar el índice de uso y fugas de gases SF6 anualmente para garantizar la transparencia mediante la generación y conservación de registros. Si la fuga de gas es superior al 1% del total de gas utilizado en toda la compañía, la EPA puede imponer una multa a la empresa. La EPA puede llevar a cabo auditorías aleatorias de las compañías, durante las cuales este organismo gubernamental comprueba una instalación para determinar si cuenta con un proceso de control de gas SF6 en marcha que sea lo suficientemente eficaz en conformidad con el principio de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

La cámara Fluke Ti450 SF6 combina infrarrojos y detección de gas en un solo instrumento. La Fluke Ti450 SF6 combina una cámara termográfica de alto rendimiento con empuñadora tipo pistola y la detección de gas SF6. Dota a los inspectores de la capacidad para localizar fugas de gas sin desconectar los equipos y controlarlos desde una distancia segura. La Ti450 SF6 ofrece una interfaz intuitiva que cambia cómodamente entre imágenes térmicas estándar y modos de visualización de gases.

La detección del punto exacto en el que se encuentra la fuga puede resultar compleja para los inspectores que no disponen de cámaras termográficas con capacidad de detección de gas SF6. Por desgracia, la solución habitual es apagar el equipo y sustituir o reparar todas las conexiones o puntos donde se podría estar produciendo la fuga para garantizar la seguridad y el cumplimiento total de las normas. La Ti450 SF6 ayuda a evitar reparaciones costosas y posiblemente innecesarias. La cámara ofrece una detección de fugas fiable y puede ayudar a localizar el origen de una fuga con mayor eficacia que otros métodos.

Figura 2: Una imagen térmica con detección de gases superpuesta en una imagen con luz visible de un disyuntor.

8 consejos para capturar imágenes de gas

  1. Evitar días de lluvia/viento: bajo estas condiciones, los gases se disipan demasiado rápido a menos que se trate de una fuga masiva.
  2. El gas debe estar a una temperatura distinta a la del entorno para poder verse; se necesita un contraste térmico:
    -Cielo frío o caja de control con calefacción.
    -La emisividad es un factor a tener en cuenta; asegúrese de que cuenta con el plan correspondiente
  3. Utilice un trípode para estabilizar la cámara durante la inspección.
  4. Coloque la cámara a unos 3 metros (10-12 pies) del objetivo.
  5. Instale la cámara por debajo de la fuga y apunte la cámara hacia arriba: aproveche el cielo frío cuando pueda, pues el gas no sale en línea recta.
  6. Sea paciente y espere a que el gas salga
  7. Los lugares donde se producen fugas con mayor frecuencia son bridas, parte superior y base de casquillos, tubos.
  8. Cuando encuentre la fuga, retire la cámara del trípode para acercarse o muévala a un mejor ángulo para obtener una imagen de mayor calidad

By: Fluke Corporation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s