Consideraciones en selección de banco de condensadores

Al decidir la mejor opción en instalación de condensadores que mejor se adapta a las necesidades de cada instalación, se debe tener en cuenta ventajas y desventajas de cada tipo y considerar diversas variables de la instalación, como el tipo de carga (inductiva, resistiva, capacitiva), el tamaño de la carga, el comportamiento de la carga en el tiempo, la capacidad, métodos de arranque de equipos, y la manera en que es facturado el servicio de energía.

Los bancos de condensadores fijos

Realizan la compensación reactiva dados cálculos y medidas puntuales, consta de uno o más pasos con protecciones y pilotos indicadores de cuales están en operación.  La cantidad de pasos activos dependen únicamente de la intervención de personal calificado ya que se podría incurrir en sobrecompensaciones o sub compensaciones si se manipula o dimensionan de manera errónea.

Los bancos de condensadores automáticos

Realizan la compensación reactiva de la red obedeciendo al monitoreo en tiempo real de un relé, el dimensionamiento debe ser realizado por personal calificado, donde la cantidad y magnitud de los pasos automáticos se deberán calcular de acuerdo al perfil de carga del sistema (existente o proyectado). La cantidad de pasos activos dependerá de la compensación programada y el monitoreo de las variables del sistema eléctrico.

Los bancos de condensadores mixtos

Realizan la compensación de igual manera que el automático y posee las mismas características, pero adicionalmente posee uno o más pasos fijos (medidos o calculados) que se encargan de compensar las pérdidas constantes en el sistema eléctrico.

Ahora bien se conoce los tipos de bancos existentes, se debe caracterizar la instalación teniendo en cuenta factores como:

Tipo de carga:

Si la instalación tiene motores grandes, por lo general, es más económico instalar un condensador por motor y que conmuten juntos; si la instalación tiene muchos motores pequeños, se recomienda agrupar los motores e instalar un condensador o condensadores en un punto central del sistema de distribución, y la mejor solución para sistemas con motores grandes y pequeños es usar ambos tipos de instalaciones.

Tamaño de la carga:

Instalaciones con cargas grandes se benefician de una combinación de condensadores en cargas individuales, condensadores en cargas de grupo, y bancos de condensadores fijos o automáticos.

Continuidad en la carga:

Si la instalación funciona durante todo el día y la demanda de carga es constante, los condensadores fijos son la mejor opción por economía y rendimiento; en caso que la instalación se maneje por turnos las unidades de conmutación serían la mejor elección.

Capacidad de carga:

Si los conductores eléctricos o transformadores presentan sobrecarga, o si se piensa en cargas adicionales a futuro, es recomendable aplicar la corrección a la carga y no al sistema.

Ganancia en la Facturación:

La penalización de la tarifa de la compañía eléctrica por bajo factor de potencia afectará el retorno de la inversión de los equipos de la compañía o empresa, tener en cuenta que un sistema de corrección del factor de potencia con un óptimo diseño, pagará por sí mismo la inversión en menos de 2 años aproximadamente.

Ahora, de acuerdo a las características de su planta o sistema eléctrico tenga en cuenta las ventajas y desventajas mostradas a continuación para el tipo de compensación que se quiera implementar.

Ventajas de instalar los bancos de condensadores cerca a la carga:
  • Completo control: Los condensadores no pueden causar problemas en la línea donde se conectaron bajo condiciones de cargas muy pequeñas, por ejemplo: en el día con 50kVA y en la noche con 4kVA.
  • No es necesaria la conmutación separada: El motor siempre opera con el condensador, por lo tanto no requiere relés o sistemas automáticos.
  • Mejora del rendimiento del motor debido al uso de energía más eficiente y bajas caídas de tensión.
  • Reubicación fácil de motores y condensadores si se requiere.
  • Fácil selección del condensador correcto para la carga.
  • Reducción de las pérdidas en conductores de la carga.
  • Incrementa la capacidad del sistema, dado que la reactiva que va desde el banco o condensador hasta el motor es cercana.
Ventajas de instalar bancos de condensadores en la subestación:
  • Menor costo por kVAr.
  • Factor de potencia total de la planta mejorada – reduce o elimina todas las formas de cargos por kVAr (Reactivos).
  • La conmutación automática asegura la cantidad exacta de compensación reactiva para la corrección del factor de potencia, eliminando así el exceso de capacitancia y sobretensiones resultantes.

Ing. Deiner López
Líder de subestaciones
Transequipos S.A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s