Apantallamiento

El Rayo toma el camino de menor resistencia, que normalmente es la distancia más corta entre la nube y un cuerpo en la tierra, tal como un edificio, un árbol, un animal o una persona que permanezca de pie al descubierto son factores que pueden atraer el rayo.  Al impactar el rayo cualquier estructura, este viaja a través de ella con corrientes muy altas >10kA hacia la tierra. En la trayectoria hacia ella, la corriente del rayo genera peligrosas sobre tensiones que pueden ocasionar lesiones en seres humanos o animales y daños en equipos eléctricos y electrónicos.  El mayor riesgo recae en la vida de las personas o animales.  Existen dos tipos de Sobre tensión que pueden afectar a una persona: Tensión de Paso y Tensión de Contacto de malla.  La protección es necesaria mediante apantallamiento ya sea con mástiles, hilos de guarda para subestaciones eléctricas, y actualmente con elementos electrónicos como son los de ionización, que abarcan industrias eléctricas, petroquímicas y grandes edificios.  Para poder realizar un adecuado apantallamiento es necesario conocer el proceso básico de formación y descarga de los rayos hacia la tierra y luego como interceptarlos y desviarlos a tierra, para que NO ocasionen daño. El proceso de descarga determina que el punto final de incidencia siga un patrón probabilístico, esta característica se la considera al emplear los diferentes métodos de apantallamiento.  El elemento protector o guardia (mástil, hilo de guarda) tiene entonces por finalidad atraer sobre si la descarga y conducirla a tierra, de la forma que no dañe a los elementos protegidos. Este efecto se denomina “blindaje o apantallamiento”.

 

Ing. Deiner López Gómez
Líder de Subestaciones
Transequipos S.A.