Cómo reducir el gasto de energía reactiva

La energía reactiva es un término muy escuchado actualmente en muchas compañías, posiblemente en alguna ocasión esta se ha visto reflejada en la factura de la energía eléctrica como un rubro adicional; a diferencia de la energía activa, ésta energía no se consume, ni es posible obtener algún provecho, pero si se penaliza cobrándose un recargo en la factura.

Cabe aclarar que no se penaliza la totalidad de la energía reactiva, solamente un porcentaje de ésta si se sobrepasan cierto niveles. Con la entrada en vigencia de la resolución CREG 015/2018 y CREG119/2019 ahora no solo se penaliza la demanda en exceso, sino también “cualquier monto inyectado desde las instalaciones de los usuarios hacia las redes”. (Insuasty, Andrés)

Teniendo en cuenta esto, es indispensable que conozcas muy bien que niveles estás generando y la mejor alternativa para neutralizarlos o compensarlos.

A continuación te presentamos algunas recomendaciones para que revises si estás generando cobros adicionales y como empezar a corregirlos:

  • Revisa en tus facturas si se ve reflejado algún concepto de energía reactiva.
  • Solicita al comercializador de energía las matrices de consumo de los últimos 6 meses.
  • Realiza una revisión de tus equipos y si es necesario un estudio de calidad de energía que te permita conocer los demás parámetros eléctricos y detectar otras distorsiones que se puedan estar generando en tu red.
  • Busca asesoría y acompañamiento de un experto para que puedas realizar el diseño del sistema de compensación adecuado a tu necesidad y dimensionado correctamente.

Es importante que te asesores de un experto que se encargue de conocer muy bien tu sistema para así seleccionar correctamente la solución, recuerda que cada compañía es diferente y maneja sistemas especiales por lo que necesitaras invertir en soluciones especiales que te generen ahorro y no más gastos.

Publicaciones Técnicas – Isagen
Edición: Depto. Comercial
Transequipos S.A.