Inspección por ultrasonido para optimizar las rutinas de lubricación en su planta

Las rutinas de lubricación implementadas adecuadamente en sus activos, pueden ser la diferencia entre prolongar la vida útil de sus equipos rotativos, obtener el mayor rendimiento o hacer paradas imprevistas que se traducen en fallas funcionales o potenciales, que terminarán pausando sus procesos. Mantener el control sobre la lubricación parece bastante fácil, pero no es tan simple, además de afinar sus rutinas, se necesita monitorear y establecer tiempos de lubricación.

Imagen tomada de: Iriss Group

El ultrasonido es una potente herramienta como técnica de mantenimiento predictivo, que complementada con inspecciones preventivas (análisis vibracional, inspección infrarroja, análisis estáticos y dinámicos), obtienen un espectro más amplio de las condiciones actuales y acciones a implementar a sus activos rotativos.

Entre las principales ventajas del UT en la industria están las siguientes:

  • Alertas tempranas de fallas en rodamientos.
  • Detección de falta de lubricación.
  • Prevención de sobre lubricación.
  • Aplica para múltiples áreas industriales.
  • Es una técnica muy amigable en términos de interacción con el operario.
  • Los equipos ultrasónicos actuales favorecen la trazabilidad de sus activos mediante herramientas de análisis y tendencias.
  • La tecnología ultrasónica ha demostrado ser extremadamente confiable en mantenimiento predictivo, ahorrando costos y horas de productividad perdidas.

¿Por qué el ultrasonido va a generar cambios en su planta?

El implementar o mejor aún fortalecer un enfoque predictivo en sus plantas, planeando con anticipación acciones de mantenimiento, es una de las mejores decisiones que se puede tomar en pro de mejorar los tiempos de producción y así mismo minimizar paradas inesperadas, por ello es que una técnica de predictivo como lo es el Ultrasonido UT cambiará su forma de actuar frente al diario funcionamiento de sus equipos, cambiando la percepción de  “CORRECCIÓN” por una de ANTICIPACIÓN en cuanto a la intervención y siempre con el enfoque de reducir al máximo paradas no programadas.

El ultrasonido aplicado como herramienta complementaria a sus rutinas de lubricación permitirá la mayor optimización de sus recursos, tanto de costos operativos como de personal, para ser parte del selecto grupo de personal de mantenimiento que afina sus actividades a la predicción de fallas funcionales y potenciales.

Conozca más sobre ultrasonido, haciendo clic aquí

 

Ing. Edwin Blanco Cómbita.
Analista CBM, Departamento de Confiabilidad
Transequipos S.A.