La seguridad vial es un asunto de todos los actores en la vía

Cada año, se presentan cerca de 1,3 millones de muertes (3.000 diarias) en accidentes de tránsito y más de la mitad de ellas en vehículos diferentes al automóvil. Entre 20 y 50 millones de personas sufren traumatismos (no mortales) provocados por accidentes de tránsito y estos constituyen una causa importante de discapacidad en todo el mundo; esto sin lugar a dudas impacta al mundo empresarial pues la utilización de recursos destinada a subsanar este fenómeno se dejan de invertir en innovación y crecimiento de las organizaciones.

A partir del 29 de diciembre de 2011, en Colombia se expide la ley 1503 sobre la promoción de la seguridad vial y el establecimiento del Plan de seguridad vial, con la cual se busca poner en práctica la formación de hábitos, comportamientos y conductas seguras para todos los actores en la vía.

A continuación, algunos aspectos importantes para tener en cuenta:

  • Educarnos y fomentar en la organización una cultura en materia de seguridad vial, implementar cursos en manejo defensivo para el personal involucrado en labores de transporte, mantenernos informados de los cambios que involucren vías locales y nacionales, al igual que modificaciones en los límites, restricciones y normas.
  • Contratar conductores idóneos, para esto tener en cuenta el tipo de licencia, la experiencia conduciendo, el resultado del examen médico y el psicométrico, cursos desarrollados, comparendos generados y posibles accidentes en los que se haya visto involucrado.
  • Cuando se contrate servicio de transporte, verificar que tengan un plan de seguridad vial, plan de mantenimiento de sus vehículos, correcta disposición de sus residuos, debida capacitación a sus conductores y vigencia suficiente de los documentos del vehículo (Planilla de recorrido, SOAT, tecno mecánica, inspección preventiva y Pólizas RCC y RCE).
  • Implementar acciones preventivas sobre el personal de transporte, por medio de formaciones comprometer al personal con el cumplimiento fiel a todas las normas de tránsito, sin embargo planear el seguimiento y control de velocidad y recorrido por medio de GPS, realizar pruebas de alcohol, drogas y evaluaciones de conocimiento de las normas de tránsito y legislación vigente.
  • Generar planes de mantenimiento para los vehículos, asegurando su conservación, disponibilidad y seguridad en el uso; realizar programas preventivos de acuerdo a su uso y desgaste por rodamiento; y por último generar mantenimientos correctivos de calidad.

Con la implementación de un plan de seguridad vial en la organización, se busca fomentar y garantizar el respeto y preservación de la vida de nuestro personal y la de los demás actores en las vías. Al reducir el número de heridos y muertos por accidentes de tránsito, se mitigará el sufrimiento, se desencadenará el crecimiento y se liberarán recursos para una utilización más productiva.

Milena Castiblanco López
Jefe Depto. Administrativo
Transequipos S.A.