Uso de inhibidores sintéticos contra la oxidación

Los Inhibidores sintéticos son sustancias químicas que ayudan a proteger el aceite aislante de la oxidación. Por su naturaleza se oxidan más fácilmente que la base nafténica e isoparafínica del aceite aislante. Los más conocidos son el 2,6 Ditert-Butil Fenol (CDP) y 2,6-Diter-Butil Paracresol (DBPC), su uso debe ser limitado debido a que poseen propiedades indeseables después de determinada cantidad. Se aconseja utilizar máximo 0,3% en peso para evitar estas propiedades.

Protegen al aceite aislante debido a que son similares a los aromáticos del aceite y reaccionan con facilidad con el oxígeno protegiendo al aceite de la acidificación, retardando de manera notable la aceleración en el proceso de oxidación del aceite, es decir que aumentan el periodo que transcurre entre el periodo de inicio de utilización de aceite y el momento en que se inicia la oxidación acelerada (Periodo de Inducción).

Análisis de contenido de inhibidor.

Químico Herney Londoño Díaz
Jefe Departamento Laboratorio
Transequipos S.A.